plenitud1

El estado de plenitud

plenitud4Hay aspectos de la vida, que no se pueden enseñar ni pueden ser aprendidos. Y son estos aspectos o estados, los más importantes y los que merecen la mayor atención.

Está bien recibir formación y capacitación inteligente en cuestiones de índole profesional, pues nos permiten disfrutar de una vida más cómoda. El desarrollo de habilidades y conocimientos especializados es muchas veces imprescindible para llevar a cabo nuestro Propósito.

Sin embargo, hay estados internos, que requieren indispensablemente de una experiencia vivencial, para ser conocidos. Hoy quiero hablar del Estado de Plenitud. Nadie puede enseñar y nadie puede aprender qué es el estado de Plenitud, si no es viviéndolo en primera persona.

Para encontrar el Estado de Plenitud al que me refiero, hay que buscar en el Corazón. Es un estado que todos conocemos, pues venimos de Él. Así pues, podemos recordar este sentimiento, o evocarlo, sentirlo y regocijarnos en él. Para mí es muy fácil de encontrar y voy a describirlo de la manera más sencilla posible.

El Estado de Plenitud, es el fruto del Amor, del Amor Verdadero e incondicional. Todos hemos experimentado el Amor Puro, sosteniendo un bebé entre los brazos y sintiendo su Amor. También en el abrazo a un ser querido, a nuestros padres, hermanos, en el abrazo entre dos enamorados, entre dos amigos de verdad.

Cuando abraces a alguien, procura juntar físicamente vuestros corazones y, sentir, concentraos en ese sentimiento. En ese momento de dicha extrema, ¿necesitas algo más? Ciertamente, no. No necesitas nada más, porque te llenas de Amor, porque tú eres Amor y no necesitas de nada más.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook